logo providencia azul 2017

LAS VACACIONES DEL LIBRO

Jueves, 11 Enero 2018 10:07
Patricia Benavides Narváez
Jefa Departamento - Sistema de Bibliotecas
 
Todos sabemos, porque a todos nos consta, que en los tiempos que corren el principal obstáculo para la lectura es precisamente el tiempo, es decir, su falta, esa enorme falta de tiempo que nos imponen los múltiples deberes de la vida contemporánea. Todos sabemos que algún día partiremos dejando atrás la inmensa mayor parte no ya de lo que nos habría gustado leer, sino incluso de lo que habría sido obligatorio leer, por obligación tanto cultural como espiritual; por obligación con nosotros mismos.
Y sin embargo los privilegiados que pueden darse ese gusto, cumplir con esa placentera y dichosa obligación lectora, son tan escasos como resulta serlo la propia escasez de tiempo para el común de los mortales: apenas en las primeras etapas de la vida, cuando se es estudiante, y en las últimas, cuando la persona se ha retirado de sus quehaceres, dispone la mayoría de la posibilidad de pagar sus deudas con los grandes libros, o al menos con los que alguna vez deseó leer.
Todo ese largo lapso intermedio entre el del estudiante y el del jubilación, está ocupado por las tareas del vivir, y aquellos privilegiados que disponen de él para destinarlo a la lectura gozan de una bendición que debería hacerlos mejores, lo suficientemente mejores como para no abusar de esa ventaja por sobre aquellos otros que no la tienen y que carecen con frecuencia de las lecturas más elementales y básicas que podrían esperarse de cualquiera.
Así y todo, hay un mínimo de dos libros al año que están al alcance del tiempo y a la disposición de cualquiera. Uno, el que puede leerse poco a poco, noche a noche, semana a semana, mes a mes, y otro, el de las vacaciones.
El descanso anual del verano se enriquece infinitamente si junto con la playa, las siestas, el sol, el paseo, el viaje, está la compañía de un buen libro. Y más todavía si esas vacaciones se van a pasar, como el resto del año, en la casa, sin salir: cualquiera sea el caso, hay ahí una posibilidad cierta de lectura frente a la cual ya no cabe la excusa de la falta de tiempo.
Desde luego, como Sistema de Bibliotecas Públicas de Providencia, nosotros no interrumpimos nuestros servicios durante el verano y permanecemos disponibles con la mayor hospitalidad a cuantos vecinos quieran acercarse a nosotros en busca de un amigo bien escrito y encuadernado. 
Eso es, por cierto, lo que los invito e insto cordialmente a hacer, sin falta: venir a recorrer nuestras estanterías y góndolas, a revisar nuestros títulos y a escoger el que mejor los seduzca, les interese o sencillamente “les tinque”.
 
Cada vez que abrimos un libro tiene lugar un fenómeno mágico de múltiples facetas: nos sustraemos al mundo que habitualmente habitamos, la cruda realidad que nos rodea; nos transportamos a otros tiempos y otros lugares que inevitablemente van a sorprendernos con sus peculiaridades; asistimos como testigos invisibles al desenvolvimiento de otras vidas, que necesariamente van a resultarnos aleccionadoras y hasta fascinantes; nos introduciremos en mentes ajenas, que de otro modo nunca podríamos conocer, y, en suma, agregaremos a la vida que ya tenemos, la que hemos recibido y experimentamos cotidianamente, una segunda vida: una vida extra que no es del todo nuestra, pero que tampoco nos ha de ser del todo ajena.
Si no leemos poco a poco a lo largo del año, y si no aprovechamos las vacaciones para un segundo libro, estaremos renunciando sin motivo a ensanchar las perspectivas de nuestro paso por el mundo…
Queridos amigos, vecinos, socios de nuestras bibliotecas: vengan, antes de iniciar su viaje, previamente a comenzar el descanso anual, en busca de ese libro que espera por ustedes y que bien podría ser no solo un gozo durante su lectura, sino también dejar en sus memorias un gozoso recuerdo para siempre.
 

logo providencia blanco 2017

Sistema de Bibliotecas Públicas
Av. Providencia 1590
Lunes a Viernes: 09:00 a 23:45 hrs.
Sábado, domingo y festivos
10:00 a 19:45 hrs.

+562 2236 4336